Copenhague
Escrito por Pascual Hernández / Fotos: Viajeroshoy.com    Imprimir

Posiblemente la más bella dama del Mar del Norte

La ciudad de La Sirenita fusiona tradición y vanguardia, palacios y barrios contraculturales, diseño y gastronomía con muchas estrellas


Nyhavn-Copenhague_1

Copenhague es una de esas ciudades que te atrapan con la primera mirada: bella, moderna y seductora. Una atracción que tiene mucho que ver con su legendaria historia y también con su vanguardista presente. Situada en la costa este de la isla de Selandia, lo primero que encuentras si llegas por mar, como me acerqué a Copenhague, son hileras de modernos molinos de viento anclados en las aguas del estrecho de Oresund, las mismas aguas que surcaron las embarcaciones vikingas siglos atrás.

Castillo de Kronborg-Copenhague_2

Unas millas antes el barco ha navegado junto a la costa de Elsinor, donde se encuentra el Castillo de Kronborg, conocido por ser escenario de Hamlet, la tragedia escrita por el genial William Shakespeare. A pesar de la soleada mañana de junio, el Castillo emerge sobre una ligera neblina rodeado de cierta aura fantasmal. Entre las históricas piedras sobresalen el majestuoso salón de baile y las mazmorras. Ser o no ser.

Finalmente el barco atraca en el nuevo gran puerto. En Copenhague las construcciones modernas se amalgaman con los edificios históricos y palacios. El verano es la mejor estación para visitar Copenhague ya que la media de las temperaturas se sitúa alrededor de los 20 grados y la ciudad muestra una gran animación con sus céntricas calles peatonales llenas de paseantes y las mesas de las terrazas de los restaurantes respiran un aire festivo entre jarras de cerveza Carlsberg y deliciosos perritos calientes que puedes comprar en los tradicionales puestos callejeros.
La ciudad nació hacia el año 800 alrededor de un pequeño pueblo de pescadores y en la actualidad cuenta con más de un millón de habitantes, el 20% de la población de Dinamarca, siendo el centro neurálgico, económico y cultural del país. En los últimos años ha vivido un gran desarrollo y se ha transformado en una de las capitales europeas más modernas e innovadoras, sobre todo en sectores como la arquitectura y el diseño. Esto es especialmente visible a lo largo de los muelles y en el distrito de Ørestaden, donde se refleja una planificación urbana moderna.

La Sirenita-Copenhague_3

Al desembarcar me dirijo caminando -el centro de la ciudad tiene una dimensión ideal para recorrerlo a pie o en bicicleta- hasta el cercano Paseo Langelinieen Kastellet, donde se encuentra el gran símbolo de la ciudad, la Sirenita. La bella escultura de bronce descansa sobre una roca junto al mar. Cuentan que Carl Jacobsen, el fundador de la gran empresa cervecera nacional Carlberg, tras asistir a una función teatral en la que se representaba el cuento de La Sirenita de su compatriota Hans Christian Andersen, quedó tan impresionado que encargó al escultor Edvard Eriksen una estatua que inmortalizara al fantástico personaje marino. Este tomó como modelo a su bella mujer y en 1913 fue presentada la obra, que con los años se ha convertido en un símbolo local y nacional. Millares de turistas la visitan a diario y cada 23 de agosto celebran su cumpleaños con música y nadando a su alrededor.

La Sirenita, el símbolo

Dejo a la bella criatura marina para cruzar por el Church Parken, parque con un lago pequeño y la hermosa iglesia gótica de St. Alban en la que destaca su estilizada y puntiaguda torre. Voy camino del muelle y del Palacio de Amalienborg, residencia de la familia real danesa.

Palacio de Amalienborg_Copenhague

Construido en 1700 es una de las obras maestras de la arquitectura rococó danesa. El palacio lo componen cuatro edificios repartidos por un patio octogonal en cuyo centro hay una estatua ecuestre del rey Federico V. Si al pasar por él ves la bandera izada es que la reina se encuentra en casa. Puedes visitar dos de los cuatro palacios: el palacio de Christian VIII, organizado como un museo de la familia real y el palacio Glücksburg Christian VII. También puedes asistir al cambio de la Guardia Real, que sale del Castillo de Rosenborg a las 11:30 todos los días por las calles de la ciudad hasta hacer el cambio frente a Palacio de Amalienborgal mediodía. Atravieso el patio donde la Guardia Real custodia el Palacio en garitas para acercarme a la cercana Iglesia de Frederik (en honor de Frederik V), también llamada Iglesia de Mármol (Marmorkirken), impresionante templo con una gran cúpula a la que se puede acceder subiendo 260 escalones.

Iglesia de Frederik_Copenhague

La iglesia marca el epicentro del señorial barrio de Frederiksstaden donde se alternan hermosas casas de cuatro a seis pisos, modernas tiendas de diseño y restaurantes y hoteles. Por esa misma calle de Bredgadepaseo hasta otro de los grandes centros neurálgicos de la ciudad, la céntrica y cercana Kongens Nytory, la plaza más grande de la ciudad, con pavimento empedrado y donde se encuentra el Teatro Real. En ella termina la gran calle comercial de Copenhague, Strøget, que recorreré más tarde tras hacer una parada en el bellísimo y colorista barrio de Nyhavn.

Las bellas y animadas casas de colores de Nyhavn

Situado en el canal de Nyhavn, aquí se encontraba el antiguo puerto comercial, Den Nye Havn, por cuyos muelles deambulaban pescadores y prostitutas entre pubs y cervecerías. Una reciente renovación le ha convertido en el Nuevo Puerto (Newhaven-Nyhavn) y en la zona más animada y pintoresca de la ciudad, por sus bellas y restauradas casas de colores y sus restaurantes, pubs y hoteles. En el número 9 de la calle aún se conserva una casa de 1681 y en los números 18 y 20 vivióel escritor Hans Christian Andersen.

Nyhavn2_Copenhague

Este pequeño puerto se construyó para hacer llegar las mercancías marítimas hasta el mismo centro de la ciudad y hoy zarpan desde él pequeñas embarcaciones que realizan tours marítimos por la ciudad, con paradas en la nueva Ópera, el Palacio de Amalienborg, Christiansborg Place, La Sirenita y en Christianshavns Torv. El tour merece la pena por la perspectiva de ver la ciudad desde el mar. Paseo por el muelle y luego aprovecho para tomar una  cerveza y un arenque ahumado. Por la noche, Nyhavn también es uno de los lugares más animados.

Strøget_Copenhague

Tras pasear por el pintoresco Nuevo Puerto regreso a la Kongens Nytory en busca de la calle Strøget.  Es una de las calles peatonales más largas del mundo y en ella se encuentran tiendas de las primeras firmas mundiales de moda, belleza y accesorios como Prada, Louis Vuitton, Cerutti, Chanel, Marlboro, Karen Millen, Hermès y Boss junto a otras más económicas (Hennes and Mauritz, Vero Moda, Bik Bok) y marcas danesas como Bazar Bruuns, así como cafeterías, restaurantes, museos como el de Record Guinnes, etc. Tampoco faltan artistas callejeros: pintores, músicos, mimos, acróbatas...  El tramo supera el kilómetro de longitud y va desde la Plaza del Ayuntamiento (Rådhuspladsen) a Kongens Nytorv. La zona abarca las calles Frederiksberggade, Nygade, Vimmelskaftet y Østergade, la plaza Nytorv, Gammeltorv y la plaza Amagertorv. En el trayecto se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora (Vor Frue Kirke), donde el príncipe heredero Frederik y la princesa Mary se casaron (detrás de Gammeltorv Square), el Palacio de Justicia en la Plaza Nytorv, la Fuente de la Cigüeña (Storkespringvandet) en Amagertorv Plaza y la Iglesia Nikolaj.

Plaza Ayuntamiento

Llego a la gran Plaza del Ayuntamiento (Rådhuspladsen), lugar de paseo, paso, encuentro y escenario de pequeñas ferias. Frente al Ayuntamiento se encuentra el Castillo de Hans Christian Andersen, bello edificio que fue diseñado por el arquitecto Klein en estilo "Rosenbord". Junto a él está la puerta de entrada de los Jardines Tivoli (www.tivoli.dk). A este gran parque de atracciones de 169 años de antigüedad van las familias a disfrutar de las horas de ocio en sus exóticos jardines, teatros, cafeterías, restaurantes y atracciones como un gran tiovivo aéreo, paseos en barco por el lago, coches antiguos sobre railes... un lugar ideal para pasar una mañana o una tarde de ocio. Me encuentro a las puertas del barrio de Vesterbro, al suroeste de la ciudad, más al norte están los barrios residenciales de Norrebro y Osterbro.

Palacio de Christiansbor y Christiania

Mis pasos conducen ahora en sentido contrario, hacia el este, camino del Museo Nacional, que alberga valiosos objetos que reflejan el devenir de la historia de Dinamarca (ver museos) y del Palacio de Christiansborg. Situado en la pequeña isla de Slotsholmen, el Palacio de Christiansborg lo integran diferentes edificios y alberga a los tres grandes poderes del estado danés:
el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. En él se encuentran la sede del Folketing (Parlamento danés), el Tribunal Supremo, el despacho oficial del Primer Ministro y la Familia Real, que conserva una sección del palacio para uso personal, no sólo como residencia sino también para recibir a personalidades extranjeras de visita oficial, celebrar banquetes de Estado...
Entre las dependencias destacan la Biblioteca de la Reina (propiedad de la reina Margarita II), las salas de Recepciones Reales, las Salas de las Audiencias Reales, la Sala del Consejo de Ministros, la Capilla, el Parlamento, la Corte Suprema y el Salón del Trono, que da acceso al balcón donde los monarcas daneses son proclamados.
Antes de caer la noche visito otro de los lugares emblemáticos de Copenhague: el barrio de Christiania. Todo comenzó en 1971 cuando un grupo de jóvenes contraculturales abrió un agujero en las vallas de un cuartel militar abandonado y comenzaron a establecerse en sus pequeñas casas bajas de ladrillo. El lugar pronto se convirtió en un pequeño paraíso contracultural y de vida relajada. Actualmente la situación se ha normalizado aunque sigue siendo una comunidad alternativa: las casas se han reformado y puedes encontrar eco-restaurantes, talleres, galerías, salas de música y todo tipo de experiencias culturales. Incluso existen guías que te ofrecen un paseo por el barrio donde viven alrededor de mil personas. No podrás hacer fotos pues lo prohíbe la ley de Christiania. 
Cae la noche y es hora de buscar los locales más animados de la ciudad. Son muchos y variados. Aquí tienes algunas pistas para disfrutar plenamente del Copenhague nocturno: 1105 (Bernikows Kristen Gade 4. www.1105.dk), bar elegante pero cálido, inspirado en los exclusivos bares de hotel londinenses con una decoración moderna y excelentes cócteles y público treintañero. Otro buena elección es Ruby (Nybrogade 10. www.rby.dk ) ubicado junto al canal y que se ha convertido en sitio de moda por su excelente ambiente, además no tiene portero. Por último, el minimalista y elegante Bar Rouge (Krystalgade 22.www.sktpetri.dk) situado en el Hotel Sankt-Petri, miembro del grupo Design Hotels, donde encontrarás un ambiente exclusivo mientras pinchan los mejores Dj´s internacionales y locales hasta las dos de la madrugada.
Tú decides y, sobre todo, déjate llevar. Copenhague te espera y es una de esas capitales europeas imprescindibles.

mapa Copenhague