Hotel Cuixmala-Mexico
Imprimir

Hotel Cuixmala-Mexico

Mansión con vistas al Pacífico


Hace tres décadas, el empresario británico James Goldsmith descubrió en el Pacífico mexicano el pequeño paraíso natural de Cuixmala. Fascinado por la belleza de sus paisajes tropicales y sus playas vírgenes adquirió un conjunto de parcelas y construyó la mansión familiar.

Sus herederos decidieron abrir este territorio a los visitantes, uniendo a la vivienda principal diversas villas y casitas de lujo, todas con grandes terrazas cubiertas de palapa y una decoración colorista de distintos estilos y culturas, desde la morisca a la mexicana.

Playas privadas y actividades

La propiedad posee tres playas privadas ideales para acoger picnics, organizar fiestas improvisadas con mariachis o disfrutar de románticos paseos al caer la tarde. Los que deseen una estancia más activa pueden practicar kayaking, escalada o bicicleta de montaña, o bien probar su swing en el campo de golf situado a 30 minutos de la estancia.
Pero lo que hace único al lugar es su ambiente natural y silvestre: los huéspedes tendrán la oportunidad de participar en su programa de protección de tortugas marinas, contemplar los miles de aves que al atardecer se posan sobre la laguna o transitar entre manglares a bordo de una lancha.

Gastronomía

La tierra fértil de Cuixmala provee a los residentes de toda clase de verduras y frutas exóticas, y tanto de su granja orgánica o como del rancho familiar, El Jabalí, salen a diario deliciosos quesos, carnes, café y pescado fresco. Esta apuesta por la comida artesanal, unida a un servicio cercano y amable, consigue que los residentes de Cuixmala no se sientan como huéspedes en un hotel, sino como invitados en la gran finca de un amigo.

Cómo ir

Para acceder a Cuixmala se puede volar directamente a Ciudad de México y desde allí existen conexiones a Manzanillo, Colima o Puerto Vallarta. A su vez, el hotel cuenta con una pista de aterrizaje privada así como ofrece servicio de recogida en el aeropuerto.

/www.cuixmala.com/